Dicen que somos lo que comemos… y lo que bailamos.
Por eso la comida debe ser rica, y bonita, y la música… bueno, la música cualquiera que nos mueva los pies y nos haga buscar una pareja de baile. Y eso fue lo que hubo en la nueva edición del Salad Lab 2013; Música, ensaladas y parejas de baile.

Los equipos de chefs dieron lo mejor de si, y como esta gente se dedica a eso de la innovación, hubo ensaladas para todos los gustos; “jazz style salad”, con salmón y queso, aguacate, una que llevaba una cosa azul muy rica, e incluso alguna que te hacía sospechar por los ingredientes pero que al final te sorprendía.

El jurado lo tuvo complicado, pero al final hubo ganadores, y todos bailamos (y no sólo la salsa de las ensaladas) al ritmo del grupo de música invitado; I Didn´t  See The Car.
¡La comida rica con buena música de fondo sabe mucho mejor!