Comenzando el día con un buen desayuno continuamos desarrollando el proyecto con Simon Smithson, creando las ideas y analizando el lugar y los materiales que se van a usar.

Se dividió la clase en equipos para que cada uno desarrolle una parte y al final tener un proyecto en equipo incorporando todas las ideas. Fue muy interesante y divertido. Por la noche hubo una fiesta de disfraces, a la hora de la comida se hicieron votaciones para seleccionar el tema y cada quien tuvo una hora para crear su disfraz. Todos asistieron desde los distintos workshops hasta el staff, con esto llegas a conocer mejor a todos.

*Fotos cedidas por Domaine de Boisbuchet