Cuando la pasión por lo que haces te desborda, y además recorrer el mundo en busca de artistas es un lio total, entonces te inventas tú solito una bienal de arte…
Inventas cada obra con su historia, con su ironía correspondiente, con su significado, su intención, y cada artista que hay detrás.
Desde las grandes instalaciones al aire libre hasta las obras pequeñas dibujadas con un pincel de un solo pelo.

Obras basadas en varios principios, entre ellos el de ser capaz de contar la idea a tu abuela en 5 minutos.
Shea Hembrey, el hombre que se inventó a 100 artistas con sus 100 obras correspondientes cuenta en esta charla de TED como lo hizo.

Ahí queda.